DE BRUTAS NADA – EP08 LA INCOMODA VERDAD

‘De Brutas, Nada’; más astutas que nunca

La serie toca, bajo el formato del dramedy, la lucha personal de las mujeres por encontrarse a sí mismas en un mundo diverso, con machos e infieles

Que una chica cache a su vato con otra, en su propia cama, es boleto directo para ponerlo de patitas en la calle, y si arma una venta de garaje con su ropa, le sale barato al compadre.

Pobre de Cristina (Tessa Ia) que le toca vivir tal situación en De brutas, nada, la nueva adaptación del conocidísimo libro y primer llamado de atención, de forma comercial, al feminismo y machismo, Los caballeros las prefieren brutas, de Isabella Santodomingo, cuya adaptación a la mexicana se estrena hoy por Amazon Prime Video.

Me gusta que cada uno de los personajes tiene una lucha muy propia, muy individual y de diferente naturaleza, y se me hace muy valioso decirle a todas las mujeres ‘No importa cómo seas, si eres madre de familia o una joven emprendedora, estás perfecto y necesitas seguir buscando tu lucha personal’.

 

Sus palabras hacen mucho sentido, no sólo porque su personaje tiene la mala suerte de ver a su patán prometido con otra, sino porque, en la vida real, Tessa es una mujer que impulsa una igualdad de género y no le tiembla la mano a la hora de defender a las mujeres de los patanes que llegan a insultar su revolución.

No hay que tomarse nada personal, sólo hay que tratar de ser lo más respetuosos posibles. Creo que se nos olvida por la fachada del anonimato, a todos nos pasa, se nos hace muy fácil decirle ‘pendejo’ a alguien, cuando se le podría decir cara a cara. Existe un mundo digital muy difícil con el cual lidiar”, agregó.

 

En De brutas, nada, las mujeres de la serie se enfrentan a un obstáculo más: los celulares, el WhatsApp, las redes sociales, los influencers y un mundo que intenta anteponerse en las relaciones familiares y amorosas.

 

 

 

Le pasa a Esther (Marimar Vega), desechada en una sola cita por Alejandro (Christian Vázquez), y a Graciela (Diana Bovio), una madre de familia que se ve rebasada y engañada por su marido por la sensualidad de otra mujer más joven, y la habilidad de sus hijos para resolver todo a través del mundo virtual.

Me ha costado. Me costaba mucho ser auténtica en las redes. La pandemia vino en mi vida a amistarme con ellas, para usarlas como herramienta, pero es un arma de doble filo. Me sigue molestando sentarme en una mesa y que la gente esté pegada al celular, cuando podríamos estar frente a frente”, compartió Marimar Vega.

A lo largo de la serie, uno de los mejores amigos de Cristina, Rodrigo (José Pablo Minor), abiertamente gay, vive un romance con un sugar daddy (hombre mayor y de dinero), un estereotipo que existe para ambos géneros y que suele ser estigmatizado y frívolo.

Con que uno tenga claro que en donde está, está contento; si esto funciona y ambas partes tienen la aprobación y dejan de lado la diferencia de edad, es totalmente válido porque lo importante es la felicidad y el bienestar propio, si estás dentro de este lugar hay que sonreír y que digan lo que quieran”, opinó Minor.

De brutas, nada, adaptada bajo el género del dramedy, tiene nueve capítulos, cuya primera parte será lanzada en espera de saber si vendrá una segunda.

 

 

 

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario